VIAJE DE HUNEFER POR EL INFRAMUNDO

En la pared detrás de ti verás dibujos copiados de un rollo de papiro de casi 3,300 años. Fue descubierto entre las ruinas de un cementerio en la antigua ciudad egipcia de Tebas. Este papiro con otros similares se conocen hoy en día como El libro de los muertos.

 

El Libro estaba enterrado originalmente en la tumba de Hunefer, un escriba del rey, y contiene útiles instrucciones y hechizos para superar obstáculos y pruebas en el camino hacia la vida eterna.

 

Presiona el botón para acompañar a Hunefer cuando se acerca a dos pruebas muy importantes en su viaje.

 

Guion para

“Flashlight Tour”: visita automatizada del Libro de los muertos

 

Te damos la bienvenida.

 

Estás observando los dibujos recreados a partir de un papiro descubierto dentro de una estatua de Osiris, el antiguo dios egipcio del inframundo. La estatua y el papiro, de unos 3,300 años de antigüedad, se encontraron en las ruinas de Tebas, que fue una gran ciudad en las orillas del Nilo. Originalmente, la estatua y el papiro estaban enterrados en la tumba de Hunefer, escriba del rey y hombre de gran importancia.

 

Este papiro y otros similares se conocen hoy en día como El libro de los muertos. El Libro contiene instrucciones precisas, encantamientos y hechizos necesarios para superar con éxito numerosos obstáculos y pruebas en el peligroso camino hacia la vida eterna.

 

Acompañemos a Hunefer en su viaje a medida que se acerca a las pruebas más críticas.

Vemos la momia de Hunefer el día de su entierro, ante el umbral de su tumba, sostenida por un sacerdote vestido como Anubis, dios de los embalsamadores y guía hacia la vida después de la muerte. Otro sacerdote hace ofrendas de purificación y conduce la ceremonia de la “apertura de la boca”, tocando la boca, fosas nasales, ojos y oídos de la momia con una azuela para reanimar las dos partes de su alma: el Ka (el alma que pronto volverá a ver, oír, comer y beber) y el Ba (otra forma del alma que quedaba libre para volar durante el día). Las mujeres lloran y se lamentan.

Arriba, vemos el alma de Hunefer, ahora vestido de blanco, respondiendo preguntas sobre el valor de su vida. Se arrodilla ante 14 dioses y será juzgado por ellos y 28 más.

Luego, Anubis dirige al alma hacia la última prueba, “el pesaje del corazón”, en la gran balanza del juicio...

 

...presidido por Ma’at, la diosa alada del orden, la verdad y la justicia, mostrada al tope de la balanza. Anubis se arrodilla para pesar el corazón de Hunefer, colocado en un pomo a la izquierda, usando como contrapeso a la derecha una pluma blanca, símbolo de Ma’at.

 

Si Hunefer falla en esta prueba, será devorado por el demonio que asecha, Ammut, la “devoradora de los muertos”, que es en parte cocodrilo, leona e hipopótamo. Hunefer será condenado a la inexistencia. Esta segunda muerte, demasiado horrible para mirarla, nunca aparece en los Libros de los muertos que se conocen.

 

El veredicto del juicio es registrado por Thoth, dios de la sabiduría y la escritura, que tiene cabeza de ibis.

El alma triunfal de Hunefer es guiada por Horus, dios del cielo con cabeza de halcón, hacia el templo de su padre Osiris, el dios de los muertos. Ahora el Ka y el Ba se reúnen para formar el Akh viviente, el espíritu eterno.

Osiris, en su trono, es atendido por su esposa Isis y la hermana de ésta, Nephthys. Osiris recibe el alma rejuvenecida de Hunefer en su reino. En la flor de loto frente a él, están los cuatro hijos de Horus protegiendo los vasos canopos que contienen el hígado, los intestinos, el estómago y los pulmones de Hunefer, ya que éste los necesitará de nuevo.

Finalmente, habiendo superado todos los obstáculos y pruebas, Hunefer ha logrado alcanzar la vida eterna.

Este proyecto de traducción ha sido posible gracias a una subvención de la Greater Worcester Community Foundation y fue creado por estudiantes de Fitchburg State University en colaboración con el personal del FAM.