MUCHOS DIOSES, MUCHOS PROPÓSITOS

Los dioses que vemos aquí son apenas unos pocos de los cientos que fueron venerados por los antiguos egipcios durante miles de años. Se creía que cada dios controlaba una parte del mundo natural o protegía ciertas áreas de la vida.

Los faraones hacían ofrendas para apaciguar a los dioses. El mural de la pared a tu derecha muestra al faraón Seti I (que gobernó de 1290 a 1279 a.E.C.) ofreciendo alimentos a los dioses.

 

Como lo harían en los pasadizos de las antiguas tumbas, estos dioses dan la bienvenida a quienes entran.

GOBERNADOS POR LA RELIGIÓN

Dos creencias gobernaban todos los aspectos de la vida en el antiguo Egipto: la fe en muchos dioses (politeísmo) y la fe en la vida activa después de la muerte.

Presiona el botón para iluminar a estos dioses

KHONSU

Khonsu, dios de la luna e hijo de Amun-Ra y Mut, a menudo es representado en forma de momia, como lo vemos aquí. Sus atributos más reconocibles son el adorno de la cabeza, que representa las lunas llena y creciente, y el adorno en forma de media luna que lleva en el cuello.

MUT

Mut, “reina de los dioses” y “madre divina”, tuvo su origen en Tebas. Es la única diosa que lleva un tocado (adorno de cabeza) con un buitre y las dos coronas del Alto y el Bajo Egipto.

AMUN-RA

Originalmente venerado en Tebas, Amun-Ra, “rey de los dioses”, alcanzó prominencia en el Nuevo Reino junto a su esposa Mut (aquí detrás de él). Aparece con una corona rematada por dos penachos, sentado en un trono. El faraón era la encarnación del dios Amun-Ra, el más poderoso de todos.

 

Este proyecto de traducción ha sido posible gracias a una subvención de la Greater Worcester Community Foundation y fue creado por estudiantes de Fitchburg State University en colaboración con el personal del FAM.