LA PIEDRA DE ROSETTA

 

Esta copia está hecha de un molde tomado a la piedra de Rosetta original, el artefacto que hizo posible descifrar los jeroglíficos egipcios. La descubrió el ejército de Napoleón en 1799 en Egipto, en el delta del río Nilo, mucho después de que hubiesen desaparecido las lenguas egipcias. En bandas a lo largo de la piedra, aparecen escritas tres lenguas: jeroglíficos egipcios, demótico egipcio y griego antiguo. Valiéndose de su conocimiento del griego, y suponiendo que los textos eran idénticos, Jean-François Champollion tradujo la piedra en 1821.

 

 

¿Qué es esto?

Una copia de la famosa piedra de Rosetta, la clave que reveló los misterios de los jeroglíficos del antiguo Egipto.

 

Observa las tres secciones, cada una escrita en un idioma diferente: jeroglíficos egipcios, demótico egipcio (la forma cursiva del idioma egipcio antiguo) y debajo, griego antiguo.

 

¿De qué fecha es la piedra original?

Los expertos creen que se hizo hacia el 196 a.E.C., unos de 2,100 años atrás.

 

¿De dónde vino?

Los soldados del ejército de Napoleón la encontraron en 1799 en Rashid, o Rosetta, en la parte este del delta del Nilo, Egipto.

 

¿Por qué es famosa?

Cuando se descubrió, hacía cientos de años que no se utilizaban los jeroglíficos ni la escritura demótica del antiguo Egipto, y nadie sabía lo que significaban. Sin embargo, algunos expertos sabían leer el griego antiguo. Supusieron que la piedra decía lo mismo en tres idiomas diferentes. Traduciendo el griego, podrían entender lo que decían los jeroglíficos y la escritura demótica. Un brillante lingüista francés, Jean-François Champollion, descifró la piedra en 1821.

 

¿Cómo lo hizo?

Como cualquier buen hacker, buscó patrones. Notó que algunos de los jeroglíficos estaban rodeados de óvalos (llamados cartelas), y supuso que éstos podían representar un nombre real. La sección en griego menciona al rey Ptolomeo V, así que Champollion relacionó el nombre de Ptolomeo con los jeroglíficos rodeados de cartelas. Al saber qué significaban esos jeroglíficos, ya había descifrado parte del código. Sin embargo, tuvo que trabajar mucho más, porque los jeroglíficos también pueden representar ideas y sonidos, así como letras individuales del alfabeto.

 

¿Qué dice?

Anuncia los beneficios especiales otorgados al pueblo por el rey de Egipto, Ptolomeo V (quien reinó en 204-181 a.E.C.). Ptolomeo era griego, no egipcio. (El reinado de los reyes egipcios terminó en el 332 a.E.C., cuando Grecia, bajo el mando de Alejandro Magno (356-323 a.E.C.) conquistó Egipto).

 

Entre los beneficios se encuentran el perdón de las deudas y el derecho de los sacerdotes egipcios a recibir un porcentaje anual de los granos. Dado que la mayoría de los egipcios resentían ser gobernados por un extranjero, el decreto de Ptolomeo es un buen ejemplo de diplomacia.  

Este proyecto de traducción ha sido posible gracias a una subvención de la Greater Worcester Community Foundation y fue creado por estudiantes de Fitchburg State University en colaboración con el personal del FAM.