PROCESO DE MOMIFICACIÓN - PASO CUATRO: ENTERRAR A LA MOMIA

 

Habrían pasado más de dos meses desde que los embalsamadores comenzaron su trabajo. La momia ahora estaba lista para ir a su tumba, acompañada de familiares dolientes y sacerdotes que ritualmente revivían el cadáver durante el servicio funerario. Dependiendo de la riqueza e importancia del difunto, su momia podía ir acompañada de un gran séquito, con sacerdotes, dolientes pagados, músicos y bailarines. No todos los entierros eran tan elaborados. Con una momificación sencilla y un entierro, incluso una persona pobre podría asegurarse la vida eterna.

Este proyecto de traducción ha sido posible gracias a una subvención de la Greater Worcester Community Foundation y fue creado por estudiantes de Fitchburg State University en colaboración con el personal del FAM.