PROCESO DE MOMIFICACIÓN - PASO TRES: ENVOLVER A LA MOMIA

 

Luego de lavar el cuerpo, untarlo con aceites y quizás rellenarlo, los embalsamadores envolvían por separado cada dedo de las manos y los pies. Los sacerdotes supervisaban la colocación de los amuletos de protección y recitaban los debidos rezos en cada nuevo paso. Se utilizaban hasta 400 yardas de tiras de lino para envolver el cuerpo por completo. Los órganos internos se envolvían por separado y se colocaban en recipientes especiales, llamados vasos canopos, para luego enterrarse con la momia. Luego de cubrir el cuerpo con una capa protectora de resina de pino caliente, los embalsamadores podían adornarlo también con una máscara y joyas antes de colocarlo en su sarcófago.

Este proyecto de traducción ha sido posible gracias a una subvención de la Greater Worcester Community Foundation y fue creado por estudiantes de Fitchburg State University en colaboración con el personal del FAM.